Buscar

Diseño Holístico: Lo que tu espacio dice de ti

Actualizado: 4 may 2020

Nuestras casas y espacios de trabajo tienen más funciones que únicamente verse bien. Debemos de vivir cómodos en ellos, poder hacer nuestras cosas fácilmente y asegurarnos de sentirnos felices. Existe un concepto mucho más importante que la decoración al diseñar espacios. Te presentamos el diseño holístico.


Pasamos el 87% de nuestro tiempo en espacios interiores y nos estamos dando cuenta del efecto que estos espacios tienen en nosotros, tanto físico, como visual y emocional. Una oficina mal diseñada puede disminuir el compromiso y efectividad de los empleados; una casa puede llegar a estresarnos si los espacios no son cómodos y no tiene suficiente espacio para organizar nuestras cosas; finalmente, un local o un restaurante puede no tener clientes si la gente no se sienta cómoda estando ahi y el espacio no los invita a entrar.



¿Qué es la holística?


“La creencia de entender que las partes de un todo están íntimamente interconectadas, (...) la manera de ver las cosas enteras, en su totalidad.”

El acercamiento holístico al diseño de interiores compromete cada aspecto del estilo de vida de las personas para crear espacios donde se permita fluir en su forma de vivir, permitiendo sentirse bien y sanos mental, física y emocionalmente.



Diseño holístico


Cuando tenemos un espacio que no se "siente" del todo bien y queremos transformarlo con un enfoque holístico, nos vamos a encontrar con problemas que se solucionan fácilmente y otros que no tanto. La buena noticia es que todos tienen solución.

Como todo está interconectado a cómo nos sentimos en un espacio, habrán algunos cabos que atar para resolver el problema. La salud y el bienestar en los edificios se está convirtiendo en un aspecto del diseño que se debe de implementar de hoy en adelante.

Hay tres aspectos importantísimos que se necesitan para crear un diseño de interiores holístico y pleno.



Unsplash by (julia-peretiatko)
Foto de Julia Peretiatko en Unsplash

1. Físico


Antes de diseñar, debemos entender cómo funciona el espacio para quien lo habita ¿cómo es la circulación? ¿cuáles son sus rutinas diarias? ¿qué estilo de vida llevan? Pensemos en la interacción del espacio con las personas y los sentimientos y emociones físicas que se generan, si algo estorba, algún elemento se siente muy pesado, si el espacio genera vacío, si hay alguna incomodidad. Todos estos factores nos ayudaran a diseñar una habitación que fluya con la persona y los haga sentir físicamente cómodos y felices.



Foto obtenida en Pinterest

2. Emocional


Este aspecto puede ser el más retador pero sin duda es el más emocionante, ya que va más allá del diseño y del color. El aspecto emocional hace sentir a las personas felices o incómodas en donde están. Es muy curioso cómo podemos sentirnos incómodos en un espacio, pero no siempre podemos señalar qué es lo que nos hace sentirnos así. Es por eso que es trabajo de un diseñador encontrar soluciones creativas y mejorar el diseño del lugar.




3. Visual

El espacio en el que vivimos y la decoración que ocupamos dice mucho de quiénes somos. El estilo que nos gusta, los colores que usamos y las cosas con las que decoramos nuestras casas, cuentan nuestra propia historia, pues son un reflejo de nuestro interior. Nos hace feliz lo que nos atrae, es por eso que elegimos restaurantes bonitos para comer, o lugares que nos hagan sentir bien.

El aspecto visual de los interiores es súper importante para lograr un diseño holístico de nuestro espacio.



El diseño holístico junta estos tres aspectos y busca brindar satisfacción, plenitud y bienestar a las personas que utilizan los espacios.


Foto de Chastity Cortijo en Unsplash




97 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo